martes, 10 de mayo de 2016

Reseña: Dejarse flequillo, de Silvia Hidalgo

Dejarse flequilloDejarse flequillo
Silvia Hidalgo
PeZsapo | 9788494467226 | 312 páginas | 14€  

Libro autoconclusivo

Soy Jota, tengo 18 años y vivo en un internado desde la noche que a mi mejor amigo y a mí nos dio por estampar un coche en el instituto. Nada grave, pero fue la excusa perfecta para que mis padres me quitaran de en medio y me dejaran aquí para seguir no-resolviendo sus problemas.
Creo en el cine y en el rock. Y si solo pudiera conseguir algo en este mundo, lo único que pediría sería convertirme en el momento inolvidable de alguien, ese momento por el que merezca la pena una vida. Aunque no cuento con ello.


OPINIÓN

No sé si voy a ser muy objetiva con esta reseña. Y aunque nunca se puede ser muy objetiva en esta vida, es que en este caso me ha gustado tanto el libro, que tengo muchas cosas que agradecerle y nada que reprocharle. Bueno sí, una: la montaña rusa de emociones que me ha hecho sentirDejarse flequillo es una historia de personas reales, con preocupaciones mundanas y líos y enredos cotidianos. Lo que hace que la novela destaque es esencialmente Jota, aunque también merecen mención especial el resto del elenco de personajes, tan reales que dan hasta miedo, y la narración tan distendida que posee. ¡Pero vayamos por partes!


Jota se ha convertido sin duda, en uno de esos personajes juveniles que van a quedar para siempre en mi estantería como un referente. Es una chica decidida, independiente y con un sentido del humor muy característico. Esto dota a la narración, siempre desde el punto de vista de la propia Jota, de un matiz muy cínico y distendido. Me ha parecido que tiene una voz muy realista, empleando un lenguaje cotidiano e incluso soltando algún que otro taco de vez en cuando. Creo que es precisamente un punto muy favorable para la novela porque realmente sentí que estaba leyendo las palabras de una chica de diecisiete años, que dice las cosas tal cual las ve y que tiene frustraciones e inquietudes de acuerdo a su edad, y que se expresa con concordancia con todo ello.

Hablando de frustraciones e inquietudes… Aunque Jota deja claro desde un principio que es una chica independiente, también tiene dudas y miedos. A veces siente tanto miedo que sus reacciones, siempre impulsivas, le dejan en situaciones de las que no sabe muy bien cómo salir. Hasta tal punto que la única solución que consigue encontrar es seguir adelante con las circunstancias, y después ver dónde la llevan. Creo que en muchas ocasiones resulta ser un verdadero ejemplo de entereza y determinación, y sobre todo de responsabilidad. A pesar de que miente a sus padres o su pareja, a veces sin tener muy claro por qué, aguanta el chapuzón como puede y es consciente en todo momento de que sus decisiones van a tener repercusiones, las acepta y se responsabiliza de ellas. Me parece un buen modo de dar un mensaje muy claro a los jóvenes, y es que todo lo que hagamos en esta vida, de una forma u otra, tiene repercusión en las personas que nos rodean y es algo que no podemos ignorar. Y por otro lado, esas mismas decisiones van conformando un enredo en la trama muy singular, que junto a las oportunas y sarcásticas salidas de Jota, me sacaron más de una sonrisa e incluso alguna que otra risotada.

Aunque por lo general el tono del libro es distendido, la historia en realidad guarda un trasfondo dramático que trata diversos temas de gran profundidad. Por eso a menudo sentía que me encontraba en una montaña rusa de emociones: tan pronto me lo estaba pasando pipa con las ocurrencias de Jota, y de repente, ¡zas! No pude relajarme ni un momento, así que al final, todo ese contraste por la intermitencia de la risa y el llanto (sí, solté alguna lagrimilla también) terminó provocándome dolor de cabeza del que yo llamo “el bueno”, y una resaca literaria importante.

Ahora bien, como comentaba justo en el párrafo anterior, la novela deja entrever algunos temas sociales y actuales, de entre los cuales me gustaría destacar dos. En primer lugar, quisiera hacer referencia a la famosa y misteriosa carta que encuentra Jota, y que contiene un importante secreto de uno de sus progenitores. Siguiendo un poco el trayecto de la carta, Jota descubre algo acerca del pasado de sus padres que la tambalea por completo. El mensaje de este hilo argumental (no haré spoilers, pero quien lo haya leído o vaya a hacerlo, conseguirá entenderme) para mí resulta fundamental: no podemos traicionarnos a nosotros mismos, como tampoco podemos cortarnos nuestra propia libertad. Bastante tenemos ya con las imposiciones sociales, que ejercen presión en cada decisión que tomamos en la vida, como para que encima nos cerremos la posibilidad de ser felices siendo quienes somos. Y en segundo lugar, la desmitificación del amor romántico y de todos los “rituales” en torno a él, así como de las relaciones sexuales entre jóvenes, que no son más que acotaciones de nuevo sociales que limitan la independencia de las personas, más especialmente de las mujeres. Concretamente (cuidado, posible spoiler) cuando Jota mantiene relaciones por primera vez con cierto individuo. Aunque hace sus divagaciones en torno a lo que es lo “bonito” (como esperar el momento ideal, la persona ideal, etc.), finalmente la decisión la toma en base a lo que siente o le apetece hacer en el momento, restándole la “importancia” (podéis llamarme señorita Comillas en esta reseña) que se suele atribuir por convención social (fin del spoiler).

En definitiva, Dejarse flequillo me ha parecido una novela muy divertida, con una protagonista muy independiente y una historia que consigue atrapar desde el principio, en parte por las ocurrencias de Jota y por todas sus vivencias, que transmiten un importante mensaje. Totalmente recomendado. 

Photobucket

*Gracias a la editorial PeZsapo.

martes, 26 de abril de 2016

Los ángeles de hielo, de Toni Hill

megustaleer - Los ángeles de hielo - Toni HillLos ángeles de hielo
Toni Hill
Grijalbo | 9788425354380 | 464 páginas | 19,90€  

Libro autoconclusivo

Barcelona, 1916. A sus veintisiete años, Frederic Mayol ha dejado atrás una vida cómoda en la esplendorosa Viena y la traumática participación en una guerra que sigue asolando Europa. Psiquiatra y seguidor de las teorías psicoanalíticas, se enfrenta a su futuro puesto en un sanatorio ubicado en un tranquilo pueblo pesquero cercano a Barcelona, un enclave perfecto para superar los horrores vividos en el frente.
Pero la clínica y sus alrededores no resultan ser tan idílicos como pensaba. Las sombras de un siniestro pasado se ciernen sobre los ángeles que decoran la fachada del edificio, como si quisieran revivir los acontecimientos que sucedieron en la casa siete años atrás, cuando el lugar era un prestigioso internado para jovencitas de buena familia que cerró sus puertas después de un trágico incendio.
Atrapado entre el anhelo de desvelar el misterio que se esconde entre los muros del caserón y el amor que siente por Blanca, una de las antiguas alumnas del colegio, Frederic deberá enfrentarse a una perversa historia de obsesiones y venganzas hasta llegar a una revelación tan sorprendente como desoladora.

Porque la verdad, aunque necesaria, no siempre supone una liberación; a veces incluso puede convertirse en una nueva condena.

OPINIÓN

Como ya comenté en algún vídeo hace poco, este libro me llamó especialmente la atención por varios motivos. Esencialmente, la sinopsis y la ambientación me recordaron a los libros de Zafón, y qué queréis que os diga, una es débil.  Es cierto también que ya conocía otras obras de Toni Hill, aunque por diferentes circunstancias no me había animado a leerlas hasta ahora. Me llamó la atención que la historia se situara a principios del siglo XX, ya que aunque no sea muy aficionada a la historia, sí que me parecen muy interesantes los acontecimientos de aquella época precisamente. La novela se enmarca en géneros como el thriller y la novela negra, y creo que mezclar la ficción histórica con estos elementos, hace a las obras mucho más interesantes.

En Los ángeles de hielo se mezclan tres historias. Por un lado, el relato “actual” del doctor Freixas, antiguo director del sanatorio y jefe de Frederic (el protagonista), que se sitúa en 1930 y que trata de recoger todo el testimonio del propio Frederic. Éste último, doctor y psiquiatra, resulta ser el verdadero protagonista de la historia, que se ambienta en 1916 y algunos años posteriores. Y el diario de Águeda Sanmartín, la directora del colegio para niñas que se ubicaba en el edificio del actual sanatorio, y que narra lo ocurrido entre 1908 y 1909. Los tres relatos se complementan, cada uno aportando datos que los otros obvian o que dada la voz narrativa, son sucesos de los que no tienen constancia. Esto va conformando una historia compleja, que va adquiriendo capas y dimensiones al ir aumentando la información brindada hacia el final, donde todo tiene su porqué y sus consecuencias.

Se puede ver por tanto que se trata de una novela muy elaborada, en la que se entremezclan numerosos acontecimientos, relatos y por supuesto, muchos personajes que enriquecen notablemente la narración. Cabe destacar que ésta está muy cuidada, se dan extensas descripciones, especialmente al comienzo. Las primeras páginas pueden resultar un poco lentas por este mismo motivo, ya que el autor se recrea en aportar mucha información, anécdotas y descripciones, haciendo especial hincapié en los personajes. Realmente me pareció un acierto, porque resulta fundamental para ponerse en situación y conocer todas las circunstancias que más adelante en la lectura, serán decisivas para terminar de determinar el carácter y el desarrollo de dichos personajes. No voy a negar que en algunos momentos se me hizo un poco tedioso, pero al mismo tiempo lo agradecí y disfruté, ya que el autor utiliza un vocabulario cultivado y extenso que enriquece todo el texto.

Una cosa que me ha gustado mucho es que me ha mantenido enganchada desde el comienzo, a pesar incluso de esos momentos más lentos (que tampoco fueron muchos, he de añadir). El autor va aportando información constantemente, la cual resulta importante retener en la memoria y de forma accesible según se avanza en la historia. Algo crucial para mantener el misterio y lograr esa intriga que consiguió mantenerme en vilo en buena parte de la novela, a pesar de ciertos peros que comentaré después. También es importante acordarse de todos los personajes, hasta los más secundarios. Es increíble como todos tienen absolutamente un papel más crucial en la historia de lo que parece en un principio, son complejos y están tan bien elaborados. Muchos no son lo que parecen, tanto para bien como para mal, y en este caso puede que el propio Frederic me decepcionara. Resulta ser el más predecible de todos, puesto que una vez que se le conoce, deja poco espacio para las sorpresas.

Ahora vienen esos peros que comentaba antes, y es que tengo que reconocer que varios de los acontecimientos me resultaron predecibles y para nada me sorprendieron, en especial la mayor parte de lo narrado los fragmentos del diario de Águeda. No me resultó difícil unir varios de los detalles que se dan al comienzo y hacer mis propias teorías, que poco después se vieron confirmadas. Menos mal que la parte final de la historia, los últimos capítulos de los hechos que rodean las vivencias de Frederic, estuvieron llenos de giros que realmente lograron sorprenderme y dejarme maravillada. De esta forma me convencí de que la historia, realmente perturbadora, había seguido un entramado muy enrevesado y elaborado, hasta desembocar al final que en mi opinión, merecía tener.

Y ya por último, me gustaría hablar de la parte histórica del libro. Aunque no me pareció que resultara crucial para el desarrollo general de la trama, sí que ayuda a matizar ciertos comportamientos o actitudes, especialmente de algunos personajes, propios de la Europa o España de la época. La sombra de la guerra, las costumbres o la visión del papel de la mujer en la sociedad, juegan su papel de forma muy acertada. Me ha gustado trasladarme a esos años, puesto que el autor consigue mezclar el contexto histórico, social y cultural, el choque también entre estratos sociales, de una forma bastante acertada con el hilo de asesinatos y misterios.

Así que en resumen, Los ángeles de hielo es una novela que me ha parecido predecible en algún momento, pero que igualmente he disfrutado mucho y que presenta una historia muy bien elaborada, compleja y perturbadora. Con un encanto propio, y una narración muy cuidada, se ha ganado un hueco especial en mi estantería, al lado de otras novelas del género.

 photo 3nubesmedia.png
*Gracias a Grijalbo

lunes, 25 de abril de 2016

Una niña llamada Rose, de Ann M. Martin

Una niña llamada RoseUna niña llamada Rose
Rain Reign | Ann M. Martin
Ediciones B | 9788416075744 | 224 páginas | 14,00€  

Libro autoconclusivo
Rose Howard está obsesionada con los homónimos. Le fascina que su nombre tenga un homónimo –en realidad, un homófono- y, a propósito, le da a su perra un nombre con dos homónimos: Rain (Rein, Reign). Esto, según las reglas de Rose sobre los homónimos, es muy especial. No todo el mundo entiende las obsesiones de Rose, ni sus reglas, ni muchas de las otras cosas que la hacen diferente. No lo entienden ni sus maestros, ni los otros niños, ni su padre que la ha criado él solo.

Cuando una tormenta azota su pueblo, los ríos se desbordan inundando los caminos y Rain se pierde, el padre de Rose sabe que no debería haber permitido que la perra saliera. Ahora Rose tiene que encontrarla, aunque ello implique dejar de lado su rutina y los lugares seguros a los que pueda volver.

OPINIÓN

Cuando me enfrenté a esta novela, tengo que reconocer que no sabía nada de ella. Me llegó por sorpresa de parte de la editorial y me puse a leerlo enseguida. Para todos los que os gusten las historias middle-grade, o si queréis leer algo un poco para desconectar sin entrar en historias muy complejas, os lo recomiendo mucho. ¡Pero vayamos poco a poco!

La novela habla de Rose, una niña de unos diez años que vive con su padre. Es una niña con síndrome de Asperger, y por ello manifiesta una serie de peculiaridades lo suficientemente llamativas como para que sus compañeros no se sientan del todo cómodos con ella. Está completamente obsesionada con los homónimos, que busca continuamente en cada conversación que tiene. Pero todo se pone patas arriba en su vida cuando se encuentra con una perrita, a la que decide llamar Rain, porque la encuentra un día de lluvia y por supuesto porque su nombre tiene homónimos. Rain resulta ser la mejor terapia para la niña y que le ayuda a tratar y relacionarse con el resto de compañeros.

Realmente no es una historia que destaque por la acción o la trama, pero el desarrollo de la misma resulta crucial y plantea muy bien una serie de conflictos que ayudan a conocer a los personajes, empatizar con ellos e incluso emocionarse en más de una ocasión. Está narrada desde la perspectiva de Rose, por lo que la inocencia es el ingrediente principal que caracteriza la novela. Resulta enternecedor saber cómo funciona su mente y a la vez cómo de distinta resulta ser a veces del resto de compañeros de su edad, con los que choca a menudo. Pero al mismo tiempo es una niña normal, que quiere jugar, pasárselo bien y que quiere a su perrita como a su vida. También me resultó muy llamativa la relación con su padre, y cómo esto resulta crucial para el determinar el comportamiento de Rose.

La relación padre e hija se ha ido deteriorando desde que su madre los abandonara. Rose no es capaz de entender por qué su padre se comporta de una forma tan distante, y a veces incluso hiriente. Ella es como es, lo que pone a su padre en determinadas tesituras en las que no sabe desenvolverse. Él no la entiende y pierde la paciencia muy a menudo. Al contrario que su tío Weldon, quien siempre sabe cómo relacionarse con ella, qué palabras usar para animar a la niña y tratarla con paciencia, cariño y respeto. Estas dos conexiones tan distintas generan en la novela muchas situaciones tirantes, que Rose no termina de entender del todo pero que a través de sus palabras llenas de inocencia, el lector puede llegar a conocer realmente bien. A través por tanto de Rose, se pone de manifiesto la falta de información y preocupación por su síndrome de Asperger. Cómo muchos niños presentan comportamientos típicos sin ser reconocidos, y por tanto, sin llegar a recibir la atención que necesitan. No ya sólo en el ámbito familiar, sino también en la escuela y con el resto de la sociedad.

Lo mejor de todo ha sido sin duda Rose, no porque sea un personaje especial a su manera, sino porque su dulzura, el cariño y el amor que tiene a todos los que la rodean es realmente contagioso. Aún sin saber manifestarlo correctamente, en todo momento es palpable esa admiración tan real que siente por su tío, su perrita Rain e incluso por su padre. Es ese amor el que guía muchas de las decisiones de Rose, que sin saber a ciencia cierta qué está sucediendo a su alrededor, busca hacer siempre lo correcto.

En resumen, Una niña llamada Rose me ha parecido una historia tierna, bonita e inocente. En la que el narrador, la propia Rose, consigue emocionar al lector al tiempo que le va enseñando su mundo, su mente y sus sentimientos poco a poco. A veces incluso sin alusiones directas, que el mismo lector va desentrañando y conociendo conforme avanza la lectura. La narración se adapta perfectamente al lenguaje y vocabulario de una niña de diez años, que sin conocer bien lo que sucede, es capaz de transmitir muchos mensajes. Está llena de valores y momentos tiernos y emotivos que sin duda, no dejarán indiferente a nadie.

 photo 4nubes.png
*Gracias a Ediciones B por la sorpresa.

jueves, 21 de abril de 2016

Cómeme si te atreves, de Daniel Ojeda

comeme si te atreves-daniel ojeda-9788416306817Cómeme si te atreves
Daniel Ojeda
Roca | 9788416306817 | 320 páginas | 14,90€  

Libro autoconclusivo

Babia tiene diecisiete años, una guitarra, un gato que se llama Mousse de chocolate y unos cuantos kilos de más que el resto del mundo se empeña en recordarle. El verano toma un giro inesperado cuando Daniel Creek regresa a su vida, justo en el momento en el que ella acaba de aceptar ser la acompañante y casamentera de su prima Helena para ganar un dinero extra. Pese a las advertencias de su tía Gloria, Babia decide que solamente tendrá que pasar dos meses más aparentando y después no volverá a verles. Un inesperado giro de los acontecimientos hace que Babia, Helena y Daniel terminen trabajando en el mismo sitio durante todo el verano. Y esto hará que la amistad de Babia y Daniel cuando eran pequeños resurja y con ella todos los sentimientos que Babia trataba de esconder fingiendo que no le echaba de menos. ¿Es capaz un beso de despertar todos los recuerdos que viven en nuestros corazones?

OPINIÓN

Antes de nada, quería aclarar que hace ya casi un mes que leí el libro, así que tengo ya muchos detalles algo confusos en mi cabeza. Espero, no obstante, resumir lo mejor posible todo lo que me hizo sentir la lectura de este libro. Tengo que reconocer que además me gustó mucho, creo que incluso más de lo que esperaba, y ha terminado siendo una lectura muy especial que os recomiendo mucho a todos.

Lo que más me gustaría destacar es la narración de esta novela. Tiene un estilo muy personal, que si bien al principio puede chocar y resultar algo ambiguo o confuso, al final termina dando esa sensación de familiaridad y comodidad. Desde el primer momento sentí que estaba en la mente de Babia, y como la mente de cualquier persona, puede resultar caótica y al mismo tiempo tener todo el sentido del mundo. Me gustó mucho cómo Daniel iba dejando traslucir los pensamientos y sentimientos de la protagonista, al tiempo que narraba los hechos y avanzaba la trama. El tono es distendido, humorístico a veces. Lo pasé muy bien leyendo alguna de las ocurrencias de Babia, pero también sufriendo con ella en sus momentos de duda e inseguridad. En todo momento se nota el enorme cariño con el que el autor trata a sus personajes, y cómo los pone en situaciones que los ayuda a crecer y madurar.

Babia ha sido sin duda un personaje redondo. No es la chica perfecta, ni se ajusta a los cánones de belleza impuestos en la actualidad, y aún así derrocha una personalidad y una presencia que ya quisieran otras protagonistas de literatura juvenil. Por supuesto tiene también sus momentos de duda y “debilidad”, como todo ser humano comete faltas y no siempre acierta en sus acciones. Por ejemplo, incluso ella cae en cierto momento en el prejuicio, al juzgar precipitadamente a su prima. Pero de todo aprende y no deja de crecer como persona en toda la historia. Además, se llega a conocerla muy bien, debido a la alternancia de capítulos en el presente y otros que daban detalles acerca de su infancia. Es una persona sencilla y sensible, que no se deja arrollar por los prejuicios y los desprecios ajenos, aunque no pueda evitar reflexionar sobre ellos y en algunos casos le afecten más de lo que quisiera. Momentos que apuntan hacia determinados temas sociales, y se podrían considerar de denuncia hacia los mismos. Al mismo tiempo que tuve la sensación de que el mensaje que muchas veces Daniel quería transmitir quedaba muy claro: nunca nada es lo que parece.

El resto de personajes me han resultado también muy carismáticos. Me ha encantado Helena, la prima de Babia, quien en un principio parece ser la típica chica superficial que ha vivido rodeada de comodidades y que termina siendo una persona muy distinta, la que siempre ha sido en realidad, al final de la historia. Gloria, la tía de Babia, es otro personaje peculiar, en torno a la cual gira otra historia y que despertó mi simpatía desde el principio… ¡Quiero una tía así! Y encima tiene una pastelería. En serio. Mi sueño.

Y sí, no me olvido de Daniel Creek. Otro personaje que tiene una historia interesante detrás y da un juego tremendo a la novela. Me encantó su tira y afloja con Babia, que demuestran tener una relación muy sana pese al pasado que los une y que poco a poco el autor va desentrañando. Todo esto consiguió que me encariñara mucho de Daniel Creek y su relación con Babia. El chico, al igual que la protagonista, a veces presenta una coraza que no lo representa del todo, y ambos consiguen derribar esos muros juntos y sincerarse el uno con el otro. Las circunstancias que los obligan a pasar tiempo juntos ese verano van estrechando su relación, lo que les obliga a reencontrarse con su pasado y dar por fin esas explicaciones que no llegaron en su día.


Aún habiendo pasado bastante tiempo desde que lo leí, siento que estoy recordando esta historia con más cariño de lo que creía. Es muy amena y entretenida, es imposible no leerla con una sonrisa en la cara continuamente. Es el tipo de novela que se recuerda con cariño, en parte por los personajes, que como ya he comentado, son entrañables y muy reales. Pero también por esa narración que destacaba al principio, que tiene su magia y encanto propios.

En definitiva, Cómeme si te atreves es una novela preciosa, llena de mensajes, buenos valores y unos personajes entrañables. Con una narración única, distendida y muy tierna, Daniel consigue introducir al lector en una historia real al tiempo que toca diversos temas sociales con una sensibilidad increíble, sin restar la importancia que merecen. Totalmente recomendado si queréis leer algo contemporáneo, sencillo y mágico.

 photo 4nubes.png

*Gracias a Daniel y Roca

viernes, 8 de abril de 2016

¡Vamos a terminar sagas!

¡Hola nubecillas!

Sé que este mes llego un pelín chiquitín tarde, pero se me había pasado por completo compartir con vosotros mis objetivos lectores, o to be read, del mes de abril (¡rima!). 

Antes de nada, sé que los dos meses anteriores fueron un desastre, así que en esta ocasión he decidido ser más realista. Pasé por una crisis lectora, y además no tengo mucho tiempo libre para leer, así que voy cogiendo el libro que me apetece en ese momento. No obstante, mi propósito para abril es acabar dos sagas que tengo pendientes y así ponerme con otros títulos.
¡Vamos allá!



1. Dejarse flequillo, de Silvia Hidalgo. Ya comenté hace tiempo (en alguno de los primeros vídeos de 2016) que tenía intención de leer cosas distintas este año, y por supuesto que siempre está bien leer a autores nacionales. Éste es uno de esos ejemplos, y me llegó de parte de una editorial independiente que conocí de casualidad. PeZsapo se puso en contacto conmigo para hacerme llegar el ejemplar, y si bien desde un principio me llamó la atención, la lectura está siendo una delicia. Espero que no me defraude la segunda mitad que me queda por leer. ¡Os traeré muy pronto la reseña!

2. El fin de los tiempos, de Susan Ee. Tercera y última parte de una trilogía distópica, con ángeles como protagonistas. Los dos primeros libros me encantaron y hace poco se publicó éste. Tengo muchas ganas por ver cómo acaba todo, ya me han comentado que tiene mucha acción... Y no espero menos, la verdad. Me hace mucha ilusión poder poner fin a una trilogía tan maravillosa, aunque sé también que me dará algo de pena.

3. Ciudad del fuego celestial, de Cassandra Clare. Sexta y última parte de la saga principal de Cazadores de Sombras. Lo he ido dejando, siempre poniéndome excusas o anteponiendo otras lecturas, pero en cuanto me quite unos parciales y trabajos, me pondré con él. Me han gustado mucho los libros anteriores, pese a ser toda una sorpresa porque esperaba más bien una decepción por su parte, y me estoy enganchando a la serie, así que ahora sí que sí creo que es el momento de leerlo. Además, pronto se publicará Lady Midnight, ¡y tengo que estar al día!

Estos son los libros que leeré sí o sí, aunque espero ir intercalando otras lecturas, según me vayan apeteciendo. Espero ir trayendo todas las reseñas a tiempo =).

¿Qué os parecen? ¿Los habéis leído? ¿Cuál os gusta u os llama más la atención?

¡Un besico y feliz fin de semana!

martes, 5 de abril de 2016

Media Guerra, de Joe Abercrombie

Media guerraMedia Guerra
Half a War | Joe Abercrombie
Fantascy | 9788415831754 | 448 páginas | 16,90€  

Trilogía El Mar Quebrado:
1. Medio Rey | 2. Medio Mundo | 3. Media Guerra

La princesa Skara ha sido testigo de cómo todo lo que amaba se convertía en sangre y cenizas. Al ser la única superviviente de su derrotada dinastía, deberá vencer la aflicción y el terror, afilar la mente y luchar por Throvenlandia como reina. El padre Yarvi ha recorrido un largo camino y ha pasado de esclavo tullido a poderoso clérigo. Ha conseguido que sus antiguos enemigos se vuelvan sus aliados y ha logrado la paz, aunque inestable. Pero ahora la abuela Wexen ha levantado el mayor ejército que se ha visto desde que los elfos se enfrentaron a Dios.
Todos se preparan para la batalla que se está gestando; entre ellos Raith, el portador de la espada de Grom-gil-Gorm. Para él, la presencia de Skara es como un bálsamo para sus heridas. Y Skara, a su vez, detecta sorprendida que la sonrisa de Raith es como una llama capaz de caldear la noche más gélida.

Algunos han nacido para luchar, quizá para morir. Otros prefieren vivir en la luz. Pero cuando la Madre Guerra extiende sus alas, amenaza con sumir todo el mar Quebrado en la oscuridad más profunda.

OPINIÓN

Este año parece sin duda el año de acabar trilogías y sagas. Tengo algunos finales todavía pendientes de leer y con los que espero poder ponerme pronto, pero hoy en concreto vengo a hablar del último libro de la trilogía El Mar Quebrado, la cual ha sido todo un descubrimiento.

Una de las cosas que me han llamado la atención o que personalmente me parece curiosa, es la secuencia temporal de la historia. Cada libro continúa con el mismo hilo argumental, pero siempre empezando unos años después de la novela anterior. Los personajes principales, en torno a los cuales se desarrollan los conflictos de cada libro van cambiando, pero se mantienen en el tiempo y todas las historias a su vez constituyen el hilo argumental principal, iniciado en Medio Rey. Esto es algo que me ha gustado mucho por varios motivos. En primer lugar porque cada libro narra las aventuras y vivencias de esos personajes, pero a la vez se ve una nueva perspectiva de todo el conflicto principal que conecta las novelas. En Media Guerra se desencadena la guerra que lleva fraguándose desde el comienzo, y sobre todo dónde desemboca y cómo se resuelve el conflicto.

Me maravilla cómo el autor ha conseguido relacionar todas las historias, y sobre todo cómo ha conseguido conectar a todos los personajes, creando un entramado muy trabajado y complejo basado en el principio básico de acción y reacción o consecuencia. A todo ello se le une por supuesto lo que comentaba en reseñas anteriores: el conflicto por el poder, la lucha de intereses o las rivalidades causadas por las diferencias religiosas.

Me encantan los personajes, y aunque no quiero repetirme, me fascina que sean tan humanos y llenos de matices, así como muy carismáticos, con unas características que los hacen únicos. La voz narrativa se pone en diferentes perspectivas según el personaje sobre el que se centre, y es fascinante ver los roles de cada uno por separado, al igual que los intereses, conocimientos o simplemente sentimientos que los guían en cada momento. Cada uno está convencido de su situación, pero al mismo tiempo todos tienen unos objetivos que los llevan o bien a rivalizar o bien a unirse entre ellos, de nuevo dando forma a ese entramado de las diferentes historias y a la red de conflictos diversos creados por Joe Abercrombie.

No obstante en esta ocasión, y aunque parezca algo contradictorio, son precisamente los personajes los que me han resultado algo más distantes que en los libros anteriores. No sé si es porque sus historias no me convencieron, o fue algo más de gustos personales. A ello contribuyó que a ratos tenía la sensación de que el autor estaba más centrado en llevar todo al desenlace que quería rápidamente, que perdió lograr del todo la esencia de los personajes como había hecho hasta entonces. No estoy diciendo que no me hayan gustado, ni sus conflictos ni los personajes en sí, sólo que no he sentido la misma conexión con ellos en este caso. Sin embargo, me gustaría destacar a Skara, la cual es una chica fuerte, que se ve obligada a madurar de golpe y hacerse cargo de todo un reino a pesar de ser joven, y encima mujer. De ella me ha encantado la ferocidad, fuerza y destreza que muestra, cómo mantiene la cabeza fría evitando ser traicionada por sus sentimientos sin renunciar a ellos. Es maravilloso ver que la literatura juvenil nos trae personajes femeninos tan icónicos como ella, que es todo un ejemplo.

Me gustaría también destacar la mayor sensación de epicidad, y el incremento de acción y tensión en Media Guerra. La proximidad de la guerra hace que todo se descontrole y cada cual busque sus métodos, a pesar de los reparos que puedan provocar en otros personajes o incluso el lector, con el fin de lograr sus objetivos. En esto quería añadir una cosa que me ha dejado intrigada, y que contiene un poco de spoiler quizá… ¡Así que cuidado a partir de aquí si no lo has leído! En un momento dado se visita el reino de los elfos, abandonado hacía mucho tiempo y hogar de leyendas y maldiciones. Pues bien, al principio creía que sería sólo eso, pero a medida que dan más detalles (sin especificar mucho al mismo tiempo, todo sea dicho), tenía la sensación de que más bien estaban hablando de nuestro mundo real. Para que me entendáis, en los momentos en los que se describían las armas… ¿No parecían pistolas o similares? Con eso sobre todo mi cabeza hizo clic, y a partir de ese momento no pude parar de pensar que la historia estaba desarrollada en un futuro post-apocalíptico o algo similar. ¿Alguien más tuvo esa sensación o sabe algo al respecto?
¡Fin del spoiler!

Con todo, no me queda más que decir que Media Guerra me ha parecido un buen final de trilogía, aunque deje esas pequeñas dudas y enigmas que comentaba en el fragmento spoiler, y que sigue en la línea de los primeros libros, a pesar de que a mí me convencieran menos sus personajes.

 photo 4nubes.png
*Gracias a Fantascy por el ejemplar.

martes, 29 de marzo de 2016

Firefight, de Brandon Sanderson

FirefightFirefight
Brandon Sanderson
Nova (Ediciones B) | 9788466658362 | 440 páginas | 21,50€
Trilogía Reckoners:
1. Steelheart | 2. Firefight | 3. Calamity

¡Cuidado! Puede contener spoilers del primer libro.

La ciudad de Chicago Nova es libre.
Le dijeron a David que era imposible, que ni siquiera los Reckoners habían sido capaces de matar a un Gran Épico. Sin embargo, Steelheart -invencible, inmortal, inamovible- ha muerto. Y David fue el responsable de su fin.
Acabar con Steelheart debería haber completado la vida de David. Pero en realidad, solo le sirvió para ser consciente de todas las preguntas para las que no tiene respuesta. Y en Chicago Nova nadie puede contestarlas.
Pese a todo, en Babilonia Restaurada, el lugar antes conocido como Manhattan, quizá pueda encontrar las respuestas. Es una urbe inundada y triste, gobernada por la Gran Épica Regalia, pero David está seguro de que por allí pasa el camino que le llevará a lo que busca. Es arriesgado entrar en una ciudad bajo el yugo de una despótica Gran Épica, pero para David la apuesta vale la pena. Porque la muerte de Steelheart solo logró dejarle un enorme vacío donde antes residía su sed de venganza: en el corazón. Había logrado llenar ese vacío con Firefight, una Épica desaparecida. Y ahora se embarcará en una empresa más peligrosa y siniestra que la rebelión contra Steelheart.

Partirá en busca de Firefight y de las respuestas que necesita. 

OPINIÓN

Desde que acabé Steelheart el año pasado (¡fue todo un descubrimiento!), estaba deseando saber cómo continuaba la historia… Soy demasiado fan de las personas con poderes MARVEL A TOPE JIJIJI, BUENO, Y DC TAMBIÉN, y cuando esas personas son malas, ¡más aún! Me he encontrado disfrutando casi más con Firefight, aunque sigue muy en la línea del primer libro, y ya me declaro fan absoluta de David y los Reckoners. ¡Vamos a darle chicha!

Evidentemente todo continúa donde se quedó el primer libro, e incluso se incluye un relato que ocurre entre ambas novelas, en el que los Reckoners tienen que enfrentarse a un Épico un tanto peculiar. Chicago Nova ha vuelto a ser una ciudad, más o menos, con sus horas de luz y cierta tranquilidad, ahora gobernada temporalmente por el equipo del Profesor. Pero de vez en cuando reciben ataques de diferentes Épicos, todos procedentes de la antigua Nueva York, ahora conocida como Babilonia Restaurada, que está gobernada por la Épica Regalia, que controla el agua. Por tanto, el Profesor decide trasladarse allí junto con David y Tia, para colaborar con el equipo de Reckoners instalado en la ciudad y descubrir cuáles son los verdaderos planes de Regalia.

Me encanta la indudable personalidad que el autor dota a estos libros, especialmente a sus personajes que son totalmente únicos. Cada uno presenta sus peculiaridades, sus matices y sus golpes y comentarios que, a veces, puedes casi anticipar. No me refiero a que sea predecible (ya llegaremos a eso), sino a que puedes intuir qué salidas van a tener según qué circunstancias. Llegas a conocerlos como si fueran amigos, y eso hace que la lectura adquiera otro color, por decirlo de alguna forma. Lo que sí es cierto que no me gustó, y que no sé si pasaba igual en Steelheart es que se repiten ciertas expresiones coloquiales en todos ellos, concretamente la palabra “¡chispas!”, exclamaciones incluidas. Es una tontería, pero ya que en todo lo demás los personajes aparecen perfectamente perfilados, Sanderson podría haber hecho un esfuerzo en buscar coletillas distintas también… O quizá sea problema de la traducción, pero en cualquier caso, me resultó repetitivo e innecesario.

Otro de sus puntos fuertes es el humor característico. La historia está narrada desde la perspectiva de David, su protagonista, y a la vez que perfila su personalidad, hace que la historia esté narrada en un tono bastante distendido incluso en momentos que podrían requerir mayor seriedad. Hablando de la historia, me han fascinado todos los giros, la acción y los nuevos Épicos que aparecen, cada uno con poderes más increíbles que el anterior. Hay uno (y que no aparece hasta el final, los que hayáis leído el libro sabréis de quién hablo) que me ha gustado especialmente porque tiene quizá los poderes más amables y desinteresados. Además me encanta todo el misterio y la intriga que hay en torno a su persona. Aquí se conocen mejor los poderes de Firefight, personaje con el que he llegado a simpatizar más todavía, y me ha encantado. Se dan muchos más detalles acerca de ella que los que se conocían en el primer libro, y es increíble pensar en el personaje que ha creado Sanderson, y que a mi parecer es magnífico. No lo digo ya por sus poderes, sino por lo lista que es y la de recursos que demuestra tener en determinadas situaciones de tensión.

Me ha gustado también todo lo que se empieza a conocer de los Épicos, cómo se van desenvolviendo y resolviendo ciertas situaciones de la forma más inesperada posible. Es genial no poder anticipar qué podrá ocurrir en el final, ni dónde pueden desembocar todos los acontecimientos. Así que ha sido una sorpresa constante leer esta novela.

Y ya por último, quería destacar brevemente la ambientación. ¡Me ha encantado! Al principio me costaba imaginar la colorida Babilonia Restaurada, con sus canales, puentes y azoteas, pero una vez que creé mi imagen mental, me pareció el mejor escenario posible y sobre todo, muy original y que sin duda da muchísimo juego en la historia.

En definitiva, os recomiendo mucho leer la saga Reckoners si os gusta la ciencia ficción, la gente con poderes y los personajes carismáticos. Firefight me ha parecido un libro a la altura del primero, donde se avanza en la trama al descubrir muchas cosas de los Épicos, y que tiene una ambientación increíble.  

 photo 4nubes.png

lunes, 28 de marzo de 2016

Omnia. Todo lo que puedas soñar, de Laura Gallego

megustaleer - Omnia - Laura GallegoOmnia. Todo lo que puedas soñar
Laura Gallego 
Montena | 9788490436493 | 288 páginas | 13,95€
Libro autoconclusivo

Todo el mundo sabe que en Omnia, la gran tienda virtual, puedes comprar cualquier cosa. En su catálogo encontrarás todo lo que puedas imaginar, e incluso objetos que ni siquiera sabías que existían. Por eso, cuando Nico tira a la basura por accidente el peluche favorito de su hermana pequeña, no duda en buscar en su web uno igual para reemplazarlo. Pero un error informático inesperado lo conducirá hasta el mismo corazón de Omnia, un inmenso y extraordinario almacén en el que la búsqueda del peluche será solo el comienzo de una emocionante aventura.



OPINIÓN

Reencontrarse con Laura Gallego, y además con una novela middle grade, ha resultado ser justo lo que necesitaba. He pasado una temporada algo apática, en la que leía muy lento y algunas veces sin ganas, y entrar en Omnia ha sido justo lo que necesitaba para refrescarme y retomar la lectura con mayor entusiasmo.

Cuando Nico pierde sin querer el peluche favorito de su hermana pequeña, Claudia, sabe que la única opción es comprarle uno idéntico por internet. Concretamente en Omnia, una página web que vende de todo, y sobre la que circulan extraños rumores. No obstante, cuando encuentra lo que busca en el catálogo, aparece un error en la página y se ve obligado a visitar una de las oficinas de atención al cliente. En un despiste de la trabajadora que lo atiende, se esconde en una de las cajas de un pedido y viaja hasta el mismísimo centro de Omnia.

Es evidente que el público al que se dirige esta novela hace mucho. La trama no es compleja, los personajes son sencillos, aunque no simplones y hay muchos elementos fantásticos e incluso de ciencia ficción. Quizá esto último es lo que más me ha sorprendido del libro, y es que estoy acostumbrada a la Laura de la fantasía, así que más de una vez me encontré maravillada con haberme encontrado con este otro registro de la autora. Creo además que juega con uno de los sueños que todos habremos tenido de pequeños: tener casi cualquier cosa que pudiéramos soñar, ¿verdad? ¿Quién no se ha visto reflejado en Nico, recorriendo los pasillos de la sección de juguetes del almacén de Omnia? Ha sido muy bonito volver a la infancia con las inquietudes y la ilusión de su protagonista.  

La novela se lee rapidísimo y engancha por completo desde el principio, en parte creo que es culpa de ese toque de magia mezclada con esa chispa procedente de los sueños infantiles que acabo de comentar. La ambientación además me ha parecido increíblemente lograda, no es complicado imaginarse en los pasillos de estos grandes almacenes. Todo tiene ese aire mágico propio de la autora, pero también un toque futurista más característico de la ciencia ficción, y por supuesto todo tratado con la inconfundible narrativa de la autora.

La historia es entrañable, en la que además de seguir a Nico en sus aventuras y descubrimientos sobre Omnia, se van mezclando detalles de otros mensajes que transmite la novela, como la mecanización del trabajo. Es un detalle que me ha gustado mucho, porque se trata con cierta inocencia a la vez que presenta cierta relevancia en la historia, sin afectarla de forma negativa y de una forma que pudiera suponer un problema a lectores más jóvenes. De esta manera se puede disfrutar de la trama perfectamente, y además extraer esos mensajes de forma paralela.

No puedo dedicar malas palabras a esta novela, los únicos defectillos que le he visto han sido que, en mi opinión, algunos giros fueron algo predecibles y algunos conflictos se resolvieron rápidamente. Por supuesto no son comentarios totalmente negativos, porque hay que tener claro al público al que va dirigida esta novela y que estoy segura de que sabrán disfrutar totalmente de ella, como yo he hecho con mis 22 años perfectamente.

En resumen, Omnia ha sido todo lo que esperaba: una novela dulce, entrañable y muy adictiva, con unos personajes carismáticos y una historia muy bonita. Me ha parecido muy evocadora y una llamadita de atención a esos sueños infantiles que seguro, muchos compartimos. Sin duda la recomiendo para todos aquellos lectores más jóvenes (y a los más mayores también), porque estoy segura de que la disfrutarán tanto como esta nubecilla. 

 photo 4nubes.png