miércoles, 28 de diciembre de 2011

El reino del dragón de oro.


Título: El Reino del Dragón de Oro.
Autora: Isabel Allende.
Editorial: DeBolsillo (Best Seller).
Número de páginas: 325.
Encuadernación: Tapa blanda sin solapas.
Precio: -
Saga: La Ciudad de las Bestias (II)
ISBN: 84-9793-570-5






La estatua del Dragón de Oro permanece oculta en un reino pequeño y misterioso, enclavado en la cordillera del Himalaya. Y según cuenta la leyenda, este magnífico objeto, un poderoso instrumento de adivinación incrustado de piedras preciosas, preserva la paz de estas tierras. Una paz que ahora, por la codicia en el alma de los hombres, puede verse perturbada.



Tras volver de su viaje al Amazonas con su abuela Kate, Alexander no puede retomar su vida anterior: ha cambiado inevitablemente y se ha vuelto más maduro. La situación familiar, no obstante, parece mejorar ya que [Spoiler] la salud de su madre también mejora con el líquido curativo que Alex consigue del interior de la selva, así como la quimioterapia. A los pocos meses, su abuela recibe un nuevo encargo de la revista National Geographic para la que trabaja: esta vez tiene que viajar hasta el Himalaya para realizar un artículo acerca de la misteriosa estatua del Dragón de Oro, que nadie sabe si existe en realidad, y que se encuentra en un pequeño país conocido como el Reino Prohibido.

Nadia Santos también está invitada a la nueva aventura, y junto con Alexander y unos nuevos amigos, tendrán que afrontar situaciones límite, pero también conocerán la magia y la cultura de un territorio desconocido para ambos, así como la codicia ilimitada de las personas.

Aunque he leído sólo dos obras de Isabel Allende (la primera y la segunda parte de la trilogía), no puedo negar que su forma de escribir, al menos cuando se dirige a un público más juvenil, es simplemente deliciosa. No se encuentran adornos ni elementos retóricos retorcidos que dificulten la lectura. Los personajes son encantadores a su manera, tanto los buenos como los malos de la historia. Además, la autora sabe combinar muy bien diferentes situaciones en la trama, con la escritura que la caracteriza.

Se puede disfrutar por completo de la lectura del libro, que sigue un ritmo ágil, sin artificios, con momentos de tensión y otros más dulces o relajados, que hacen que éste sea uno de esos libros que no te importe releer, como es mi caso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Con tu comentario, el blog crece un poco cada día =).
¡Gracias!